13 julio 2007

El Supremo avala las listas cerradas para contratar arquitectos 'estrella' en Bilbao

fuente: http://www.elcorreodigital.com/vizcaya/20070713/vizcaya/supremo-avala-listas-cerradas-20070713.html
Desestima el recurso del Colegio vasco, que denunció a Ría 2000 por excluirle de las grandes obras
JOSÉ MARI REVIRIEGO j.m.reviriego@diario-elcorreo.com


El Tribunal Supremo ha zanjado a favor de Bilbao Ría 2000 el litigio abierto por el Colegio Oficial de Arquitectos Vasco-Navarro en Abandoibarra. Los profesionales locales denunciaban su «exclusión» de las grandes obras, debido a la utilización de listas cerradas para la contratación de urbanistas 'estrella', de prestigio internacional. La reclamación, iniciada por la vía judicial en 1999, estaba circunscrita a la zona entre el Guggenheim y el Euskalduna, pero su espíritu era extensible a los emblemas urbanísticos de toda la ciudad. En una sentencia a la que ha tenido acceso este periódico, el alto tribunal avala el método empleado entonces por Ría 2000 para seleccionar a los autores de los edificios y rechaza que esos concursos restringidos constituyeran «un abuso» por parte de la sociedad pública que lidera la regeneración.La resolución judicial pone fin a uno de los pleitos más controvertidos del nuevo Bilbao. Bajo la presidencia del entonces alcalde Josu Ortuondo, Ría 2000 confeccionó en 1999 listas cerradas con los nombres de 39 afamados arquitectos. Los promotores interesados en construir los edificios de Abandoibarra estaban obligados a elegir a uno de esos profesionales. Así se gestionaron el centro Zubiarte (firmado por Robert Stern), el primer bloque de pisos (Luis Peña Ganchegui) y el edificio de viviendas de Rob Krier para la plaza Euskadi, cuyo proyecto fue presentado ayer de forma oficial. Como «colaboradores»Los promotores de esta fórmula alegaron que el liderazgo de un arquitecto de renombre daba un tirón extra a las creaciones dentro del urbanismo de marca que distingue a Bilbao. La participación de los autores locales quedaba limitado al papel de «colaborador». Por este motivo, el Colegio vasco-navarro denunció a Ría 2000, a quien acusaba de «vulnerar las normas de la libre concurrencia». Ademas, sostenía que las listas cerradas eran una práctica «prohibida por la ley de la defensa de la competencia» y suponían «un abuso de la posición de dominio».Tras ocho años de proceso judicial en diferentes instancias, el Supremo han resuelto el litigio. La sentencia, que sienta jurisprudencia, desmonta los argumentos del Colegio. Considera que Bilbao Ría 2000 -donde participan los gobiernos central y vasco, la Diputación y el Ayuntamiento- «actúa como una administración subordinada al cumplimiento de los fines de interés general». El alto tribunal advierte de que «no se ha acreditado» que Ría 2000 tuviera un acuerdo previo «ni implícito» de sus socios «destinado a excluir a determinados arquitectos». A su juicio, el uso de listas cerradas es «una opción empresarial por una arquitectura de prestigio». «Nos encontramos con una actuación unilateral que tiene una justificación razonable (una arquitectura de calidad acorde con el entorno constructivo)», explican los magistrados.El Supremo descarta que la sociedad pública abusara de «una posición dominante» y dice que el concurso para la edificación de las parcelas fue «conforme a los principios de publicidad y concurrencia». «No se ha evidenciado que esa conducta distorsione gravemente las condiciones de competencia del mercado ni afecte al interés público», señala el tribunal, que carga las costas al Colegio. En 2003, bajo la presidencia de Azkuna, Ría 2000 levantó limitaciones. Tras retirar las listas cerradas, deja en manos del promotor la elección del arquitecto con el compromiso de que desarrolle el proyecto junto a un arquitecto del Colegio vasco-navarro.


¡TODO ESTO PARA QUE BILBAO SEA UNA MALA COPIA!