03 enero 2012

FIKZIOEN ERAIKUNTZA:::LA CONSTRUCCIÓN DE FICCIONES

Loyola Law School_Los Angeles (Frank Ghery)

Y cuando no existía contexto al que "sujetarse", se construyeron nuevos relatos, relatos que muchas veces se basaron en ficciones. La construcción de ficciones ha ido recurrentemente ligada a la construcción narrativa de la historia que leemos.

La tesis recientemente leída en la escuela de arquitectura de San Sebastián por parte de Iñaki Begiristain enlaza ficciones, memoria, tiempo y la construcción de nuevos relatos en la arquitectura. Además de introducir los factores como el tiempo y la memoria construida desde puntos de vista de lo más dispares e interesantes, Iñaki analiza 3 proyectos de Ghery en Los Angeles de los 80:
aquí podéis leer la entrevista:


Begiristain explica que construir en Los Ángeles es construir sin contexto ni referencias. Es decir, se trata de tres proyectos que “partieron de cero. En este vacío, el proyecto tiene que inventar su lugar”.
(...)
Según Begiristain, a falta de referencias, en la arquitectura de Los Ángeles se tiende a recurrir a la ficción o a la historia en busca de inspiración, y a utilizar recursos temáticos o elementos relacionados con los decorados de cine. Gehry, sin embargo, crea los interiores de sus construcciones de una manera diferente: “Ofrece al paseante algo así como un relato arquitectónico, mediante un recorrido formado por piezas de lo más diversas”. A pesar de tratarse del diseño de un único arquitecto, sus trabajos simulan ser heterogéneos. Recrea el paso del tiempo: en vez de una construcción que partió de cero, en vez de haber sido creada en un determinado plazo, parece que los elementos se han ido añadiendo poco a poco, que las obras se han hecho en varias fases, y que la construcción es el resultado de un largo proceso. Como los campos de fútbol que se van ampliando y transformando. En pocas palabras, según afirma Begiristain en la tesis, Gehry crea un relato sin necesidad de inventarse una ficción para hacerlo.

Y es que, este arquitecto recurre a su propio catálogo, a sus propios orígenes, para conformar el relato. El catálogo está arraigado a la tradición constructora californiana moderna. “Se basa en la industria de la arquitectura y en las técnicas de construcción contemporáneas, y, por otra parte, en la crítica a la ortodoxia moderna y en la relación que él mismo tuvo con los artistas plásticos de la década de los 60. De su biografía se entiende de dónde viene ese catálogo formal. A primera vista, se suele entender como un divertimento, pero tiene unos cimientos más robustos”, afirma el investigador.