19 julio 2011

Rebaja tecnológica


low-tech, low-energy version of a laser cutter by Markus Kayser on Dezeen

Llevamos varios años asumiendo que la construcción es de las actividades humanas que mayor energía consumen. La construcción y los estudios de arquitectura hemos dado por "buenos" materiales que para su obtención requieren largos y complejos procesos de transformación y transporte. Algunos ingenieros comenzaron allá por los noventa a defender la vuelta al diseño "mecánico". Creemos que más que la vuelta a lo mecánico se defendía la vuelta a los "mecanismos simples". La robotización en los procesos de transformación mecánica ha sido durante tiempo un proceso apartado del "taller". La automatización se consideraba un añadido a la maquina tradicional. La separación entre oficinas técnicas y talleres sigue vigente en los procesos industriales actuales. Viendo algunos ejemplos e investigaciones recientes queremos entender que esa separación entre el "robot" y la "mecanización" comienza a diluirse.
Vemos ejemplos de construcción de maquinas de impresión en 3D o máquinas de corte de láser "auto-fabricadas". Maquinas auto-fabricadas que son capaces de fabricar una maquina similar a ella. Esta apertura de rebaja tecnológica y brico-diseño ha sido derivada también por la facilidad de acceso a los software que acompañan a este tipo de operaciones. En el caso que ilustra este post la maquina funciona además con energía solar sin necesidad de ninguna otra fuente de energía. Otro ejemplo de la disolución entre lo mecánico y lo robótico podemos visitarlo en la exposición "fab-bots" del recién inaugurado museo San Telmo en Donostia. Se trata de ensayos en taller que mezclan la experimentación sobre lo material, lo mecánico y lo robótico para concluir otras maneras de construcción adaptadas a cada caso. Esta adaptación de procesos específicos permiten pensar proyectos futuros donde en sus presupuestos pueden aparecer capítulos titulados "Construcción de maquinaria ad-hoc". Para tal cambio necesitaríamos también una gran rebaja burocrática despegada de la silla de su "oficina técnica".