01 diciembre 2012

mirar la arquitectura en imágenes


mirar la arquitectura en imágenes
del documento a la imagen publicitaria


When did the image become an esential element of the gaze?
Ivan Illich. 

Si tal y como sugiere Alba Rico hemos sustituido el espacio clásico del ágora o la plaza por el espacio contemporáneo de la terminal del aeropuerto, nos encontramos ante una pasarela de constante pase de imágenes que consumimos sin pausa. La arquitectura en imagen es hoy un producto del marketing y por lo tanto de fácil consumo. 
Comemos imágenes de arquitectura, la abundancia y la progresiva “espectacularización” de la fotografía arquitectónica nos deja desprovistos de una pausa crítica. Parece que la imagen de la arquitectura ha tomado el mismo camino y ha adoptado las mismas fórmulas de “estetización” radical de la propia arquitectura para convertirse en producto “imaginario”. 
Estamos abocados a vivir en una eterna ficción basada en representaciones de todo lo que nos rodea. De la misma manera que hablamos de la pérdida de espacios en favor del tiempo, podríamos exponer que la imagen se convierte en representación de experiencias que ya no existen. ¿Representamos ficciones?, ¿Hemos convertido la fotografía de edificios en mera mercancía editorial?
Entre 1890 y 1920 la fotografía de la arquitectura salta de los ámbitos académicos a las publicaciones para el público general en un intento de transformación del individuo a través de la nueva arquitectura. Beatriz Colomina habla de la arquitectura moderna como medio de comunicación de masas: “Me interesaba la reacción tan fuerte de Loos de denuncia de los arquitectos que según él se venden a las revistas de arquitectura y transforman su arquitectura de manera que aparezca bonita en las revistas. Loos criticaba la arquitectura de Hoffmann, diciendo que sus proyectos eran bidimensionales. En cambio su propia arquitectura, postulaba Loos, no se podía apreciar más que viéndola en persona.”
Podríamos considerar por tanto que la alianza entre la arquitectura y la fotografía o la imagen como producto de marketing inicia su andadura a principios del siglo XX. En ese momento,el trabajo fotográfico de la arquitectura se distancia de la práctica documental, de la práctica de la experiencia para centrarse únicamente en imagen de consumo.