09 agosto 2007

QUERIDOS ARQUITECTOS, ESTOY HARTO DE VUESTRA MIER..

ES UN TEXTO DEDICADO A LOS ARQUITECTOS. NO TIENE DESPERDICIO:
FUENTE:http://www.partiv.com/2007/07/19/dear-architects-i-am-sick-of-your-shit/

Thanks to a reader who sent this terrifically penned open letter by Annie Choi as published in PIDGIN:

Once, a long time ago in the days of yore, I had a friend who was studying architecture to become, presumably, an architect.This friend introduced me to other friends, who were also studying architecture. Then these friends had other friends who were architects - real architects doing real architecture like designing luxury condos that look a lot like glass dildos.
And these real architects knew other real architects and now the only people I know are architects. And they all design glass dildos that I will never work or live in and serve only to obstruct my view of New Jersey.
Do not get me wrong, architects. I like you as a person. I think you are nice, smell good most of the time, and I like your glasses. You have crazy hair, and if you are lucky, most of it is on your head. But I do not care about architecture. It is true. This is what I do care about:
* burritos* hedgehogs* coffee
As you can see, architecture is not on the list. I believe that architecture falls somewhere between toenail fungus and invasive colonoscopy in the list of things that interest me.
Perhaps if you didn’t talk about it so much, I would be more interested. When you point to a glass cylinder and say proudly, hey my office designed that, I giggle and say it looks like a bong. You turn your head in disgust and shame. You think, obviously she does not understand. What does she know? She is just a writer. She is no architect. She respects vowels, not glass cocks. And then you say now I am designing a lifestyle center, and I ask what is that, and you say it is a place that offers goods and services and retail opportunities and I say you mean like a mall and you say no. It is a lifestyle center. I say it sounds like a mall. I am from the Valley, bitch. I know malls.
Architects, I will not lie, you confuse me. You work sixty, eighty hours a week and yet you are always poor. Why aren’t you buying me a drink? Where is your bounty of riches? Maybe you spent it on merlot. Maybe you spent it on hookers and blow. I cannot be sure. It is a mystery. I will leave that to the scientists to figure out.
Architects love to discuss how much sleep they have gotten. One will say how he was at the studio until five in the morning, only to return again two hours later. Then another will say, oh that is nothing. I haven’t slept in a week. And then another will say, guess what, I have never slept ever. My dear architects, the measure of how hard you’ve worked and how much you’ve accomplished is not related to the number of hours you have not slept. Have you heard of Rem Koolhaas? He is a famous architect. I know this because you tell me he is a famous architect. I hear that Rem Koolhaas is always sleeping. He is, I presume, sleeping right now. And I hear he gets shit done. And I also hear that in a stunning move, he is making a building that looks not like a glass cock, but like a concrete vagina. When you sleep more, you get vagina. You can all take a lesson from Rem Koolhaas.
Life is hard for me, please understand. Architects are an important part of my existence. They call me at eleven at night and say they just got off work, am I hungry? Listen, it is practically midnight. I ate hours ago. So long ago that, in fact, I am hungry again. So yes, I will go. Then I will go and there will be other architects talking about AutoCAD shortcuts and something about electric panels and can you believe that is all I did today, what a drag. I look around the table at the poor, tired, and hungry, and think to myself, I have but only one bullet left in the gun. Who will I choose?
I have a friend who is a doctor. He gives me drugs. I enjoy them. I have a friend who is a lawyer. He helped me sue my landlord. My architect friends have given me nothing. No drugs, no medical advice, and they don’t know how to spell subpoena. One architect friend figured out that my apartment was one hundred and eighty seven square feet. That was nice. Thanks for that.
I suppose one could ask what someone like me brings to architects like yourselves. I bring cheer. I yell at architects when they start talking about architecture. I force them to discuss far more interesting topics, like turkey eggs. Why do we eat chicken eggs, but not turkey eggs? They are bigger. And people really like turkey. See? I am not afraid to ask the tough questions.
So, dear architects, I will stick around, for only a little while. I hope that one day some of you will become doctors and lawyers or will figure out my taxes. And we will laugh at the days when you spent the entire evening talking about some European you’ve never met who designed a building you will never see because you are too busy working on something that will never get built. But even if that day doesn’t arrive, give me a call anyway, I am free.


Yours truly,Annie Choi

Only a non-architect could possibly articulate this so poetically, but only architects know how close to the truth it really is.I love the way “I am sick of your shit” ends in a full stop (sorry - “period”) and not even an exclamation mark (sorry - “exclamation point”).Nice one, Annie.Give me a call, I am free.

6 comentarios:

felipeno dijo...

Vi tu entrada y me acordé, hace algunos días publique en mi blog el mismo texto, pero hice la traducción al español.

Si lo quieren leer, (o copiar y paster en tu blog) aqui esta:

http://felipeno.blogspot.com/2007/07/dear-architects-i-am-sick-of-your-shit.html

TOKI dijo...

gracias felipeno!

rulot dijo...

Joder que risas, la clava en todos los detalles la tía

Miguelangel dijo...

Querita señorita Choi:

Espero que mi texto llegue a sus manos, a poder ser lo antes posible para que me responda.
He recibido su carta, no por error, pero no puedo permitir pasar sin contestarla.

Bueno antes he de comentarla que afortunadamente para ambos, tenemos algo en común, bien a ambos nos gusta el café y la lectura (esto lo supongo) debido a su profesión de escritor, casualmente estos gustos son muy comunes entre la población, toda una suerte para UD.
Bien volvamos a su carta, en fin, he de comentarla que no tiene desperdicio Sr. Choi, así que intentare seguir su lírica y estructura (por cierto esto no significa que este de acuerdo con la estructura empleada).
Le contesto a UD, pero he de decir que este apartado es muy general, por lo que supongo que su capacidad analítica es pobre, por que ya he escuchado demasiadas veces el término “consoladores de cristal” bien, le aconsejo al igual que al resto que tengan, o repitan esa misma opinión que visiten a u psicólogo, precio 50Euros/aprox. Y es que esta claro que si verdaderamente piensa en consoladores de cristal cuando ve un edificio, es debido a una carencia sexual tremenda, o al exceso del onanismo por parte de su consolador.
Y si repite el comentario, sin un análisis previo al igual que a muchos comunes que les gusta el café y creen entender lo que leen, pues esta claro que entonces la carencia es de inteligencia, o en su defecto tiene miedo de formar una propia opinión.
Respecto a ese lío de arquitectos, amigos de arquitectos que a su vez son arquitectos y que “todos diseñan consoladores de cristal en los que nunca viviré ni trabajaré y que solo sirven para que tapen las vistas de Barcelona”.línea 5.
Primero comentarle el uso de comas (es escritora, no se olvide) y segundo éste, es un simple comentario de alguien, que obviamente no puede afrontar la compra o alquiler de un edificio de lujo, lo siento, no culpe al arquitecto. Respecto a trabajar en un edificio así, es muy simple, no acepte trabajos en lugares así, aparte he de comentar que es muy buena idea que no lo haga, me explico, una persona con esas fijaciones sexuales por edificios…. Pues puede derivar en sentimientos confusos, o a acciones confusas para el resto, eso sin comentarla que Woody Allen tenia una frase muy conocida que decía algo así como, “la única vez que he estado dentro de una mujer fue en la estatua de la Libertad” como comprenderá Woody no dudo en visitar a un Psicólogo, y ahora sigue haciendo buenas películas, o incluso mejores.
Línea 9.No me lo tome a mal Sr. Choi, no la conozco como persona. Creo que medianamente profesional, no conozco su estilo, por lo que no comentaré su estilismo, y a mi me gustan mis gafas, creo q a todo el mundo le debería gustar sus gafas, o quizás no las comprarían, ¿no cree?.
Respecto a los pelos, depende del peluquero, o quizás del simio que los tenga, yo tengo pelo, por cierto y muy bonito.
Llegamos a la línea 11, “Pero no me interesa la arquitectura” Sr. Choi, si no le interesa la arquitectura, no debería opinar de ella, esta claro que no la comprende, hay que tener y comprender las tres dimensiones para llegar al estado de opinión, si aún no dispone de estas herramientas, no se preocupe, aún tiene tiempo para educarse, eso si le aconsejo que comience con la escultura generalmente suele ser mas pequeña y manejable, pero tome precauciones, por todos es sabido de sus necesidades sexuales.
He de señalar que a la mayoría de los simios no les interesa la arquitectura, por lo que como consecuencia, los arquitectos nos vemos obligados a satisfacer necesidades absurdas de simios, que nunca entenderán que no se puede construir edificios de tecnologías pasadas con la tecnología actual, por lo que como consecuencia, todos disponemos de bellas ciudades como Barcelona, ¿verdad?
Siempre he pensado que Barcelona es bonita, tiene algún edificio de cristal que tapa las vistas de barrios horribles, sucios y sin pavimentar.
Línea 13, “los centros de ocio” bueno volvemos con los simios, ¿Dónde son felices los simios? Pues en centros de ocio como el Zoo, ¡claro! Sr. Choi, no lo puede entender……por que nunca se sabe si el zoo es para el simio que esta dentro de la jaula o fuera de ella, ve UD, incluso viviendo al lado de la Diagonal, este término la resulta confuso.
Línea 28. “me tenéis confundida”, pobre Sr. Choi, sigue sin entender nada, si que esta confundida, y confusa, vera UD, resulta que debemos volver al mundo del simio.
Cobramos poco y mal por que nos vemos obligados a trabajar para simios (generalmente son grandes mamíferos que huelen mal), sobre todo el simio político, o el simio cliente, eso sin comentar al simio arquitecto (este último puede ser uno se sus amigos arquitecto que huele mal) y que generalmente trabaja tantas horas por gratis para satisfacer sexualmente, o no, a los simios comunes, ¡sí!, esos que creen entender lo que leen y beben café.
Línea 29. “¿Dónde están los ricos? La confusión Choi, es un nuevo síndrome a tratar psicológicamente, pues lógicamente no frecuentan los locales que Ud frecuenta para que la inviten a copas, personalmente la aconsejo que trabaje para tener efectivo y proporcionarse, a sí misma el placer de pagarse una copa.
He de comentarla que si desea ver a un arquitecto rico, ha de frecuentar locales adecuados para gente rica, yo no resido en Barcelona, resido en Madrid, y si su necesidad, es la de conocer a un arquitecto rico, pues si UD visita Madrid, yo estoy dispuesto a invitarla a un café (que es lo que la gusta, en la lista no están las copas).
Desgraciadamente he de comentarla que no soy rico, pero por lo menos no trabajo ochenta horas semanales.
Y un consejo…los arquitecto ricos tampoco suelen invitar a copas, un ejemplo es Sir Norman Foster, de rabiosa actualidad en Barcelona, por su futuro proyecto de renovación del Capm Nou, va a cobrar 30 millones de euros por el proyecto (sin incluir ejecución, ¡huy! que termino tan confuso para UD.) y estoy seguro que mientras este en Barcelona por la inauguración, él no pagará ninguna copa, es más todo el mundo le invitará a copas, por lo que UD se debería ver obligada a invitarle, lo siento Sr. Choi, además la comentaré que las copas en locales ricos son mas caras, generalmente no suelen ser de precio inferior a 12 Euros, ¿de veras quiere conocer a un arquitecto rico?

Línea 31. “dejare que los científicos los investiguen”, Sr.Choi, no necesitamos más estudios absurdos de simios científicos, no malgasten el dinero de los impuestos para esta labor, en España existen unas agencias llamadas “consultoras”, hay muchas, todo su número responde de acorde a la población de simios.
Por cierto este análisis que estoy realizando por gratis entra en las labores de “consultoría” y solo le costará el módico precio de una copa de 12 Euros, gracias por adelantado, no soy catalán pero si capitalista, y encima no trabajo ochenta horas, como comprenderá es cuestión de inteligencia.
Líneas 32 y 36, “cuantas horas duermen” “Rem Koolhaas” bien “síndrome Choi” carencia de análisis, procedo a explicarla, los arquitectos que trabajan para otros arquitectos, sobre todo aquellos arquitectos que trabajan para arquitectos como el Sr. Koolhaas, estos primeros se ven obligados a trabajar como esclavos (ochenta horas, casualmente como sus amigos arquitectos) para que el Sr. Koolhaas pueda así descansar, dormir y ser invitado a fiestas de alto postín, he de comentarla que dicho arquitecto tampoco la invitará a copas, lo siento, ha de pagar su copa, otro importe extra.
Por esa razón hace “cosas alucinantes” (línea 39) por cierto de dudoso gusto, pero como UD no entiende la arquitectura. Línea 40 “una vagina de hormigón”, como comprenderá dudo de su gusto, y de sus necesidades sexuales, en este punto estoy confuso respecto a sus gustos sexuales, como muy bien hizo Woody, sigo aconsejándola que visite a un psicólogo, la ayudará.
Llegamos a la línea 40 y 41 de nuevo, hay arquitectos Sr.Choi que no se sienten interesados por las vaginas, puede ser debido a que sean mujeres heterosexuales, o hombres homosexuales, o simplemente por que disponen de salud mental suficiente como para no ver genitales humanos en edificios.
Línea 49 “tengo un amigo médico y me da drogas” ¡Sr. Choi, esto lo explica todo!, ha tomado drogas antes de escribir, eso explica tantas cosas, Línea 49 “y me lo paso bien” entiendo que mantiene relaciones sexuales con este sujeto, y que este además de drogas le proporciona también alcohol, vamos que tiene que colocarla para que UD acepte tener relaciones sexuales con él, que buen amigo, ¿no cree?, es toda una suerte, con amigos así quien necesita un camello.
Línea 49-50, “amigo abogado” que bueno es tener amigos que te ayuda en asuntos legales, afortunadamente esto es España, hay muchos abogados, mejor simios abogados que también trabajan ochenta horas por gratis, digo lo de gratis por que no comenta nada más de diversiones múltiples y de consumo de productos ilegales.
Línea 50 “Mis amigos arquitectos no me dan nada” y líneas sucesivas, Sr. Choi, piense, o deje las drogas, sus amigos arquitectos están agotados de trabajar ochenta horas semanales por poco dinero, están tan cansados que ni siquiera les interesa su vagina, esto también puede ser debida a la homosexualidad masculina, pero como trabajan ochenta horas semanales están demasiado cansados como para el sexo, o como para plantearse su sexualidad.

Sr. Choi, voy a proceder a comentar en conjunto de las líneas 59 a la 67.
Cuando venga a Madrid, le aconsejo que no me grite si hablamos de arquitectura, soy muy educado y no necesito que me griten si se desea cambiar de tema de conversación, no soy un animal, no soy un simio conozco la lengua castellana y otras cuatro más, así que no se preocupe, encontraremos una forma de comunicación civilizada, en su defecto y debido a mi formación artístico-técnica, puedo realizar pinturas rupestres de gran valor cultural que la ayuden a la compresión de mi charla.
Por cierto también he de comentarla que en mi caso puede sentir miedo a los temas comprometidos, aunque creo que con miedo se refiere a incómoda, nadie tiene miedo al hablar a no ser que yo sea un Borbón y UD una catalana con intereses pirómanos, no se preocupe soy republicano, aunque suficientemente inteligente como para no perder el respeto a nadie, incluyendo a monarcas variados de pequeños países Europeos.
Si por el contrario siente deseo sexual, he de felicitarla, soy humano, no un edificio, y puede que incluso acceda a una sesión de efectivo sexo, sobre todo en función de las copas que UD pague.
Por último y debido a que no dispone de mi teléfono para llamarme, es en respuesta de la línea 63 por lo que proporciono mi e-mail al final de este texto.

Ahora sí, mi turno para mis compañeros de revolución, ¡sí! aquellos arquitectos cansados de simios sucios y mal olientes, aquellos que tienen una salud mental, los héroes que intentan domar a los simios, Incluso a los que creen saber escribir, Sr.Choi esto no es sarcasmo hacia UD.
Compañeros, nuestra educación es difícil y larga, como la de los médicos, incluso los de medicina general, desgraciadamente no disponemos de teleseries que sean protagonizadas por arquitectos, esto genera confusión, los simios no se identifican con nuestros sentimientos, y por qué….. Sencillo, estamos fuera de la televisión, necesitamos una serie de televisión protagonizada por arquitectos jóvenes y con gran alter ego, vamos como yo, además a ser posible que algún protagonista sea guapo, de nuevo…como yo, veis yo tengo ego, es muy útil, sobre todo para afrontar la acción de los simios, y me fue muy útil para afrontara a los simios profesores.
Internet esta bien, pero no llega al público general, no llega a ese gran número de simios que terminan siendo nuestros clientes, no llega por que nuestras páginas son demasiado inteligentes, y necesita de lógica deductiva para poder utilizarlas, esta demostrado que la lógica deductiva no es muy aconsejada para el uso por parte de simios, estos se cansan y nunca finalizan sus tareas, como leer el texto de la Sr.Choi. Veis, yo lo he leído, y lo critico, y utilizo mi ego para ponerme en situaciones muy cómicas que ayudan a enfrentarme a los simios. Incluso sé como se debería llamar la teleserie, “Anatomía de Ajuriaguerra” yo seria el protagonista y habría personajes guapos, o mas guapos que yo mismo (veis EGO, es muy útil), que jugarían con la audiencia en situaciones cómicas, incluso lograríamos que los televidentes se familiarizasen de temas tan comunes como: Bajantes, pilares (no vigas), pandeo, resonancia, y muros cortinas, y tantos otros….
No sería maravilloso, yo creo que si, así que compañeros de revolución, luchemos contra los simios arquitectos primero, obtengamos un salario justo, durmamos, lo que ayudará a nuestra belleza y a los personajes de nuestra serie. Y pasemos a la lucha contra el simio político, y luego los clientes no se podrán resistir a nuestros encantos, incluyendo el agradable olor a limpio que les fascinará.
Sé que este texto es largo, espero que todos saquéis el ego de vuestro interior y que luchéis por un papel en la teleserie.
Además si termináis estas líneas, esta claro que podréis seguir y comprender la situación.
¡LUCHEMOS POR NUESTROS DERECHOS!

Muchas GRACIAS por vuestro tiempo, sacad vuestro ego, y a la lucha.

Atentamente
M.Ajuriaguerra

En lucha desde el Planeta de los simios.

Mi e-mail ajuriagerra@yahoo.com

P.S. Sr.Choi espero su invitación, del café, me encargo yo.

Anónimo dijo...

Aldo Petti le escribe, señorita Choi, para solicitarle tenga usted la amabilidad de meterse un palo en el culo. Atentamente Aldo Petti

Anónimo dijo...

De Aldo Petti para Miguel Angel que escribió mas arriba : ¿ porque no te vas a la concha de tu hermana ? Contestame a mi domicilio de e-mail, que es el siguiente : lapuñeta@culardo.com
Ciao, Bambino